Lanzadores Espaciales Hechos en México

La pasión por fabricar lanzadores espaciales

Mario Manuel Arreola Santander

Fecha: 2020-04-02




El rugir de un cohete elevándose por los aires llenó el recinto y se hizo el silencio. Luis Arellano, el conferencista, explicaba en las imágenes que aparecían en la pantalla, cómo había construido varios cohetes de combustible sólido que ya subían a decenas de kilómetros de altura. —Ojalá que la Agencia Espacial Mexicana tome en cuenta estos desarrollos— Más o menos con esas palabras terminó su presentación, sin saber que alguien de la Agencia estaba presente.  

 

Así fue como conocí al Dr. Luís Arellano Leeuwenberg, en ocasión de nuestra participación en el aniversario de la Sociedad Astronómica del Planetario Alfa en de Monterrey NL, mejor conocida como la SAPA en el año 2014. Era la primera vez que me topaba con un mexicano que actualmente fabricaba y lanzaba cohetes al espacio. Aproveché la ocasión y lo entrevisté con mi celular:
 

 

 

Al pedirle un mensaje para los jóvenes, señaló que los jóvenes no deben limitar sus pensamientos, y que debemos educarnos con pensamiento científico para innovar y crear. También nos habló del cohete sonda que diseña y construye con 11 metros de altura y casi 90 cm de diámetro a base de combustible líquido que en dos etapas podría llegar hasta los 150 km de altura, solo para darse el gusto, dado que es su pasatiempo. El cohete, incluirá un magnetómetro, cuya aplicación es para la elaboración de cartas magnéticas. Al ser un pasatiempo los gastos se su iniciativa que nombró “RKT” son cubiertos por la operación de su negocio de la “vida real” en la que participa como fabricante en  la industria de los procesos térmicos, respaldado en sus conocimientos del doctorado en energía.

 

En 2015 apenas unos seis meses después, nos dio mucho gusto que aceptara nuestra invitación a participar con la AEM en el Pabellón Espacial y verlo en la primera emisión de la Feria Aeroespacial de la FAM, que precisamente cambia el nombre de Aeronáutica a Aeroespacial ahora Feria Aeroespacial Mexicana FAMEX por la inclusión de la AEM que representa al segmento espacial. Esta se realizaría en la base militar de la Fuerza Aérea de Santa Lucía, EdoMex, ahora en transición a aeropuerto internacional Gral. Felipe Ángeles. Nos relató una anécdota interesante. Traía consigo en su camioneta uno de sus cohetes desarmado, venía por la carretera cuando a lo lejos vio un retén militar y para evitar cualquier problema, mejor se regresó a dejar el ingenio a su taller.

 

 

Entrevista realizada al Dr. Luis Arellano.

 

Por contraste, se sabe que Elon Musk el dueño de la empresa Space X fabricante de cohetes, llevó el Falcon 1 de California a Washington y lo paseó por las calles para que el Congreso norteamericano aceptara invitarlo a las licitaciones de la NASA. Al parecer, nadie le dijo nada, ni el Congreso ni la NASA, a quien tuvo que demandar para lograr su inclusión en las licitaciones referidas.

 

En la segunda emisión de la FAMEX 2019, finalmente Luis pudo llevar un par de lanzadores que estuvieron expuestos en la pista al lado de uno de los aviones, aunque para mantener un bajo perfil no los instaló de manera vertical, sino acostados, así que pasaron casi desapercibidos.

 

Aprovechando este tiempo de reclusión voluntaria, Hacia el Espacio le envió algunas preguntas al Dr. Arellano para que nos actualice sobre sus desarrollos.

 

HE: ¿Desde cuando surge el anhelo y cómo te inicias en el diseño y construcción de cohetes? ¿De donde viene la inspiración o qué o quién fue tu ejemplo?

 

RKT: La inspiración de la construcción de cohetes me la sembró mi abuelo, y eventualmente con el paso de los años empecé a investigar acerca de Von Braun y de Koroliov.

 

Desde muy niño recuerdo que mi abuelo me llevaba a unos campos al sur de saltillo. Ahora, esos campos están completamente poblados. Y allí lanzaba cohetes pequeños quizás de unos 20 o 25 cm de alto por 25 mm de diámetro, sobre todo en diciembre que es cuando más recuerdo que íbamos a lanzarlos, quizás porque en esas fechas había cohetes de pirotecnia, y con la pólvora de estos, fabricaba el motor.

 

HE: ¿Cómo nace RKT?, ¿Cómo surge el nombre?

 

 

 

RKT: En 2013, realizamos para la UVM un proyecto didáctico donde se fabricaron los subsistemas de un satélite, se armó el satélite y se subió a la estratósfera con apoyo de un globo meteorológico. El éxito de este lanzamiento nos llevó a pensar que podríamos convertir este hobby en una empresa, para darle servicio a los estudiantes de universidades que construyen sus propios pico satélites y CanSats. Para especificar el vehículo con el que posteriormente se lanzarían los satélites, use las siglas RKT que provienen de la palabra “RocKeT”, que significa cohete en inglés, entonces decidí ponerle el nombre RKT Aerospace al proyecto.

 

HE: ¿Qué dificultades hubo al inicio?, ¿Cuáles son las actuales?

 

Desde un inicio hemos encontrado varias dificultades para desarrollar nuestras actividades como la falta de regulación de las actividades espaciales. En México hay un vacío de muchos años por no tener actividad en este ámbito, por lo cual faltan políticas públicas para fomentar el desarrollo del sector.

 

Por las características de la industria espacial, se requiere contar con espacios seguros para llevar a cabo vuelos de prueba y pruebas estáticas, que no pongan en peligro a personas e instalaciones. México tiene suficiente territorio para estas actividades, pero todavía no hay una zona definida para realizarlas.

 

La industria espacial requiere de materiales y aleaciones especiales, así como de instrumentos, equipos avanzados y componentes que son difíciles de conseguir, y que en muchas ocasiones no están catalogados en el sistema de aduanas para su importación con lo que se complica y dificulta su internación al país.

 

Financieramente obtener el presupuesto para construir y lanzar cohetes y demás proyectos siempre es complicado y la paridad peso/dólar nos afecta con las compras de insumos de importación y gastos en otras monedas.

 

Dado que esta es una actividad adicional al trabajo hay dificultad para empatar horarios laborales. Por lo que con frecuencia se desarrolla en fines de semana.

 

En el presente, la existencia de la AEM ha promovido políticas públicas para diversas actividades espaciales en México, como el Comité Técnico de normalización Nacional del Espacio (COTENNE) y la “Guía de orientación regulatoria para pequeños satélites” entre otras. Ese trabajo dará fruto en el futuro cercano porque cada vez más personas e instituciones se involucran en la actividad espacial. 

 

HE: Platícanos de RKT: ¿Cuántas personas la componen?, cómo está organizada, ¿Cuántos cohetes han lanzado? ¿Cuál es su misión?

 

RKT: Actualmente somos 2 personas las que formamos RKT Aerospace, el Profesor Fís. Ramiro Hernández, el esta enfocado en la parte electronica y de software y un servidor Luis E. Arellano. Además, contamos con el apoyo eventual de estudiantes que nos ayudan en el armado y fabricación de componentes en el área de electrónica, programación de sensores, elaboración y edición de videos.

 

Tanto para Ramiro como para un servidor, todo inicio como un Hobby haciendo proyectos y cursos de Física en universidades locales. Pero desde 2015 estamos trabajando en un plan de Investigación y desarrollo de motores híbridos y líquidos aplicables a sondas para la alta atmósfera en vuelos suborbitales.

 

Debido a las dificultades de obtención de permisos de uso de espacio aéreo, nos hemos enfocado en el diseño y fabricación de motores de cohete, en especial del tipo híbrido y líquido.

 

Gracias a los desarrollos que probamos, adquirimos conocimiento nuevo que convertimos en innovaciones tecnológicas, en especial en fluidodinámica y este conocimiento lo estamos bajando a la industria privada, en específico en sistemas de combustión, creando equipos con mayor eficiencia para el uso de la industria de los procesos térmicos.

 

Hemos lanzado una gran cantidad de cohetes desde hace más de 20 años, solo en el año 2017 lanzamos 11 veces. En 2018, 2019 y lo que va de 2020 venimos realizando pruebas estáticas de motores, enfocados en el diseño de diferentes tipos de inyectores.

 

 

 

 

HE: ¿Cuál es su máximo logro hasta el momento? Y ¿Cuál su máximo reto?

 

RKT: En términos de altura, llegamos a 85kms con un cohete de combustible sólido hace algunos años.

 

En lo que se refiere a combustibles, se ha experimentado con éxito con combustibles “dulces”, mixtos (algunos llamados ecológicos) y líquidos.

 

Se han realizado con éxito pruebas estáticas de motores a combustible líquido en diversos rangos de fuerza.

 

En cuanto a fabricación: RKT Aerospace diseña, desarrolla y fabrica los cohetes 100% en Saltillo.

 

Podemos afirmar que nuestro máximo reto actual es terminar un motor a base de combustible líquido de potencia 75 Kilo Newtons, que emplea oxígeno líquido y keroseno en el que llevo unos 10 años trabajando.

 

Un segundo reto es lanzar un cohete que se canceló en 2 ocasiones y que deberá alcanzar los 120kms de altura.

 

HE ¿Qué nos dices del futuro cercano y a mediano plazo? ¿Qué planes hay?

 

RKT: Los proyectos que tenemos desde 2018, están enfocados al desarrollo de motores líquidos e híbridos, por ahora dejamos los motores sólidos, por cuestiones de permisos de usos de sustancias reguladas. Y creemos que hay un campo más amplio para la investigación en el área de los motores de combustible líquido.

 

A corto plazo, queremos perfeccionar motores de combustible líquido aplicables a vuelos suborbitales de cohetes sonda. Queremos que México cuente con tecnología propia y que sea accesible a nuestras Universidades.

 

A mediano plazo; la construcción y lanzamiento suborbital de cohetes sonda de motor a combustible líquido para propósitos científicos y académicos.

 

A largo plazo, soñamos con que México tenga un Puerto espacial y un Laboratorio de propulsión.

 

HE: Para tus planes y sueños a largo plazo te comento que hay iniciativas estatales conjuntas con la AEM para estudiar la viabilidad de un Puerto Espacial, que esta pandemia ha demorado. En este segundo punto de tus sueños te doy una buena noticia, la AEM, en sus instalaciones del EdoMex que se abrirán este año, en cuanto la pandemia lo permita, hay un espacio reservado para un laboratorio de diseño y construcción de lanzadores. La pregunta que queda abierta es: ¿Estarían ustedes interesados en sumar esfuerzos?

 

RKT: Será un placer acompañarlos en la ignauración del Laboratorio.

 

HE: Finalmente: Compártenos algunos números: ¿Qué tan costosa es esta actividad? Y ¿Cómo generas el presupuesto?

 

RKT: El desarrollo espacial es muy costoso, y se relaciona directamente al tamaño del lanzador que requiera la misión. Dadas las características y alcances de RKT requerimos mucho tiempo para fabricar un cohete, en especial de motor liquido o hibrido. El uso de materiales y dispositivos lo convierte en un desarrollo donde es indispensable invertir mucho capital, normalmente los dispositivos empleados en su fabricación, no se encuentran disponibles en el mercado común, requiere válvulas especiales, conexiones, empaques, tuberías, servomotores, para uso específico espacial. Tan solo el costo del combustible para un vuelo suborbital puede rondar los $200,000 pesos con el dólar a 20 pesos.

 

   .                  

 

 

Cada proyecto implica al menos 300 horas hombre, en promedio al mes, para llevar a término, desde que se planea, se diseña, se fabrica (soldar, cortar, tornear, ensamblar) hasta el encendido del motor en prueba. Adicional a esto los datos adquiridos en la prueba se estudian, y analizan. En este rubro de análisis pueden emplearse más de 100 horas para corregir, integrar y analizar la información obtenida.

 

La generación de presupuesto para estos proyectos proviene, en gran parte de otra compañía: TERMOMECANICA IND propiedad de Luis Arellano y que se dedica a la fabricación de hornos, sistemas de combustión y termo procesos industriales, la cual asigna un porcentaje de sus utilidades a la investigación.

 

 

 

Actualmente RKT está en proceso de convertirse en S.A. de C.V. En esta nueva etapa se va a dedicar al desarrollo e inovacion tecnológica en combustión y fluidodinámica dirigida a la industria de termoprocesos y eventualmente a la aeroespacial. Este proceso deberá quedar listo para mediados de este año. Hasta ahora en Mexico la fabricación de cohetes no es un negocio, como para cambiar de un ámbito industrial a otro. por ahora le tengo que dedicar mas tiempo a Termomecánica y seguir desarrollando nuestros motores en el tiempo que me quede libre, y compartirlo con la escritura de un libro que ya inicié.

 

HE: Muchas gracias Luis, nuestras felicitaciones por los avances y seguimos en comunicación.

 

RKT: Hasta pronto

 

Imágenes: Cortesía de RKT Aerospace.

 



Etiquetas: Espacio Cercano,cohetes sonda,diseño,lanzadores,Luis Arellano,RKT,Saltillo

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en