El inimaginable proyecto Starshot que nos llevará a Alpha Centauri

Alejandra Cerezo

Fecha: 2020-03-27


Si nunca habías escuchado hablar de la iniciativa Breakthrough Starshot, solo sigue leyendo, porque te dejará impresionado ya que este proyecto de 100 millones de dólares intenta construir el láser más poderoso del mundo y dirigirlo para enviar una sonda de pequeñísimos satélites a Alpha Centauri, el sistema estelar más cercano a nuestro sol, en solo 20 años en lo que se convertiría en el primer lanzamiento interestelar de la humanidad. Lo logren o no, sus avances podrían revolucionar el mundo.

 

Desde que los ancestros del ser humano salieron de África, siempre ha estado en nuestro ADN explorar qué hay más allá y en esta ocasión no es diferente, nos abrimos paso entre las estrellas.

 

En este ambicioso plan de exploración espacial participa el astrofísico británico Stephen Hawking con el respaldo económico del multimillonario ruso Yuri Milner y el creador de Facebook Mark Zuckerberg, además de otros científicos de prestigiosos centros de investigación y de la NASA, entre ellos ha sido elegido director científico Pete Worden, ex responsable del Instituto de Investigación AMES de la agencia espacial estadounidense, que contará con el respaldo de un panel de expertos entre los que están Martin Rees, Freeman Dyson (Princeton Institute of Advanced Study) o Avi Loeb (Harvard). El plan es construir un láser tan poderoso que podría acelerar pequeñas naves espaciales hasta el 20 % de la velocidad de la luz y llegar a otro sol, las naves actuales basadas en combustibles químicos tomarían al menos, 30.000 años para llegar allí, pero con esta nueva tecnología se requerirían únicamente 20 años. Esta idea podría convertirnos en exploradores interestelares dentro de una sola generación. Y simplemente por el hecho de poder pensarlo posible, es algo impresionante.

 

 

Esas nanonaves espaciales del tamaño de un chip de ordenador, podrían albergar los sensores, cámaras y componentes necesarios para hacer su trabajo y enviar la información de vuelta a la Tierra. Esta tecnología además no solo serviría para enviar sensores a otro sistema estelar; también podría enviar naves más grandes a los planetas y lunas que hay cerca de la Tierra.

 

Pero, aunque los desafíos técnicos son reales, la principal diferencia entre Starshot y muchos otros proyectos interestelares es que no requiere nueva física, ni siquiera tecnologías fundamentalmente nuevas. 

 

El objetivo final es buscar rastros de vida en el Universo, porque como no se cansa de decir el propio Hawking, “para sobrevivir como especie, a la larga debemos viajar hacia las estrellas”.



Etiquetas: espacio,starshot,nasa,lockheed martin,stephen hawking,alpha centauri

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en