Correo del Lector

De mi padre, el espacio y la educación

María Martha Moreno

Fecha: 2014-04-01


Durante los últimos diez años de su vida, después de comer y luego de un arduo día de trabajo en el campo, sacaba su sillita y se sentaba a mirar el cielo. “Hay que mirar el cielo” decía mi padre.
 
Hace casi 33 años que laboro como docente en el Subsistema DGETI y nunca había asistido a un evento de tal magnitud, no sólo por sus dimensiones: 513 profesores de nivel medio superior, además de todas las autoridades del Subsistema, incluyendo, por supuesto al Director General de Educación Tecnológica Industrial, Mtro. Carlos Alfonso Morán Moguel, nos dimos cita en la bellísima y señorial Cd. de Morelia, Mich. Para celebrar la Reunión  Nacional de Academias sobre la Didáctica Educativa Centrada en el Aprendizaje y el uso de las TIC,  sino por la riqueza de contenido de las participaciones que hemos escuchado en este magnífico foro.
 
Resultó particularmente enriquecedora y emotiva la frecuente intervención del Director General de la DGETI, que con ejemplos sumamente sencillos y un estupendo humor logró trasmitirnos el mensaje acerca de la necesidad de que los docentes de DGETI debemos  incorporar las tecnologías de la información y la comunicación a nuestra práctica, puesto que ello constituye una constante en la vida de los jóvenes que formamos en nuestros planteles. Habló de que los tiempos han cambiado, así como nuestros alumnos, por lo que es urgente que la práctica docente se adapte a la mayor brevedad a las necesidades actuales. En particular, habló acerca de las bondades del uso de las plataformas educativas en la docencia,  especialmente, acerca de la estrategia denominada “clase inversa o invertida”.
 
Una de las participaciones que escuché y que considero más prometedoras  para el aprendizaje fue la aportación de la Agencia Espacial Mexicana que a través del Mtro. Carlos Roberto de Jesús Duarte Muñoz nos dio a conocer las ventajeas que ofrece el espacio como una promesa en la motivación de los alumnos para interesarse en el estudio  carreras asociadas a la ingeniería,  la tecnología y las telecomunicaciones.
 
En su intervención el Mtro.Carlos Duarte nos habló de las aportaciones de la Agencia Espacial a la educación, concretamente. a la labor que han venido haciendo en diversos planteles de nivel medio superior en la construcción  de prototipos de cohetes y de microsatélites. Para los alumnos que tienden a desarrollar las habilidades mecánicas estarán bien estos prototipos, sin embargo, para los que tienden hacia las habilidades cognitivas, pienso que sería más interesante visitar las instalaciones de la Agencia Espacial y asomarse a la visión propia del universo. Nos habló también acerca de las cualidades del espacio como: inspirador, misterioso, retador, nos da una visión global y nos proporciona servicios.
 
Y es que quizá lo más maravilloso de los niños y los jóvenes es su capacidad de asombro. Así  imagino la cara de aquel niño, Aureliano Buendía cuando….. y, vienen a mi mente aquellas primeras palabras de García Márquez en su libro Cien Años de Soledad: “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el Coronel Aureliano Buen Día  había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”.  Explorar el espacio para los jóvenes es simplemente una experiencia “maravillosa”.  
 
Y para los no tan jóvenes, también asomarse al espacio es realmente ¡fantástico!, así me pareció la experiencia  de “Gravity”,    la tan galardonada película de Alfonso Cuarón, que con motivo de esta iniciativa de  la Agencia Espacial Mexicana y de DGETI de acercar el espacio a los foros educativos de nivel medio superior,  pienso que la película ofrece en sí todo un horizonte de posibilidades para ser explorada con  alumnos: en las clases de física o de TICS para relacionarla con la tecnología presentada en las diversas escenas de la película, en biología y ecología para estudiar los diferentes contextos en los que pueden alimentarse, sobrevivir y  adaptarse los seres humanos, pero también en LEOyE, porque la película es realmente una metáfora acerca de la problemática que enfrentan los seres humanos,  y  también para poner a prueba su gran capacidad para enfrentarlos y resolverlos. Para la asignatura de LEOyE considero que ,  Gravity  es una ventana al universo y constituye, desde mi punto de vista,  toda una oportunidad para explorar la capacidad creativa y crítica de los estudiantes.

Con la incursión del espacio como una práctica educativa, confirmamos  que el cielo constituye la más maravillosa incógnita a la que  nos enfrentamos los seres humanos, tal como lo confirman los más diversos legados de culturas milenarias a lo largo de la historia de la humanidad y que yo,  como una simple mortal, la asocio invariablemente al recuerdo de  mi padre quien dijera alguna vez las siguientes palabras y que ahora, a dos años de su muerte se observan en su epitafio: “Mi bordo es un espacio donde se miran  el sol, la luna  y las estrellas y hasta Dios si se asomara también se miraría”.



Etiquetas: Desarrollo,espacial

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en