La Misión ExoMars llega a Marte.

Redacción Hacia el Espacio

Fecha: 2016-10-01


Este miércoles 19 de octubre  la misión “ExoMars” tocará suelo Marciano, enviada en colaboración por las Agencias Espaciales Europea (ESA) y Rusa (Roscosmos).

 

De lograrse el aterrizaje, serán, junto con la NASA, las únicas agencias en la historia en aterrizar exitosamente una nave en el planeta rojo.

 

La misión consiste en colocar el módulo científico “Schiaparelli” en la atmosfera marciana, el cual decenderá y aterrizará en la superficie, la maniobra se desarrollará en alrededor de 6 minutos, dando a los investigadores la oportunidad de registrar las condiciones de la parte alta y baja de la atmósfera.

 

Tecnología a prueba de la superficie marciana:

 

Incluye un escudo térmico, un sistema de paracaídas, un radar Doppler de medición de altitud y velocidad relativa, un sistema de telemetría, seguimiento y sistema de mando, un sistema de propulsión líquida para el control de posición y de frenado final, y un sistema de atenuación deformable para amortiguar el impacto en el momento del contacto con la superficie.

 

Llegada a Marte:

 

La nave Schiaparelli fue lanzada por un cohete Proton el 14 de marzo de 2016, con la ExoMars Trace Gas Orbiter (TGO). El módulo en forma de cono va unido a la TGO durante el viaje de siete meses. La mayor parte del tiempo ha permanecido en estado de hibernación.

 

El 16 de octubre, las sonda se separaró en dos partes, el Orbitador para detección de rastros de Gases (TGO) y el módulo de aterrizaje Schiaparelli. El orbitador sobrevolará Marte en una órbita circular a 400 km de altura. Por otro lado, el módulo científico se prepara  desde el pasado 16 de octubre para su aterrizaje en suelo marciano, programado para mañana 19 de octubre. Eso implica utilizar un radar a bordo para medir la altura del módulo Schiaparelli sobre la superficie del planeta.

Cuando Schiaparelli entre en la atmósfera a una altura de 120 km por encima de la superficie marciana, se desplazará a una velocidad de 5,83 km/s, o 21 000 km/h. Cuando la velocidad disminuya a aproximadamente dos veces la velocidad del sonido, por efecto del arrastre atmosférico, la nave desplegará su paracaídas de 12 m de diámetro.

 

 

El paracaídas se almacena en una bolsa colocada en un "lanzador de activación pirotécnica". Una carga explosiva expulsa la bolsa del paracaídas a una velocidad supersónica, evitando el peligro de enredarse con la nave.

 

 

 

EL Control de Misión en la Tierra no tendrá control del aterrizaje por la brevedad de la duración, (solo 6 minutos), todas las maniobras serán ejecutadas de modo autónomo por una computadora a bordo de la nave, por tanto el aterrizaje será de alto riesgo. Si la nave al intentar el aterrizaje falla, se pueden dar dos escenarios uno que la nave vaya en caída libre y se destruya en la atmosfera de Marte o que rebote en la superficie marciana para salir despedido al espacio.


 

La misión ExoMars ha sido dividida en dos partes, la primera será el aterrizaje del módulo científico este miércoles 19 de octubre de 2016,  la segunda está programada para el año 2020, cuando una sonda espacial de Roscosmos, llamada plataforma de superficie ExoMars 2020, lleve al rover construido por la ESA hasta la superficie de Marte.

El aterrizaje está programado para el miércoles a las 14:28 GMT.



Referencias:

http://www.esa.int/spaceinvideos/Videos/2016/10/Schiaparelli_s_descent_to_Mars_in_real_time http://www.esa.int/spaceinvideos/content/view/embedjw/476761 http://www.esa.int/spaceinimages/Images/2016/02/ExoMars_2016_Schiaparelli_descent_sequence_16_9 http://www.esa.int/spaceinimages/Images/2016/10/The_Red_Planet_welcomes_ExoMars



Etiquetas: Marte,ExoMars,ESA,Roscosmos,Misión.

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en