Conquistando el Espacio: jóvenes mexicanos en la NASA

Flor Tanit

Fecha: 2013-12-01


 

Un grupo de estudiantes mexicanos formaron parte de estancias académicas en el Centro de Investigación Ames de la NASA. Veintidós estudiantes, provenientes de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), la Universidad Politècnica Metrpolitana de Hidalgo (UPMH), la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN) mostraron su talento y conocimientos en diferentes proyectos de la institución norteamericana.
 
En entrevista con Hacia el Espacio, Jazmín Benítez de UABC, Miguel Ángel de la Cruz y Erick Solórzano de UANL nos comparten sus experiencias.

 

 

 
Conquistando el Espacio: jóvenes mexicanos en la NASA

Jóvenes Talento.


De izquierda a derecha: Erick Alejandro Solórzano Pérez, Miguel Ángel de la Cruz Arévalo, Julio Antonio López Lizárraga, Jazmín Benítez Trenado, Ismael y Efraín.

De izquierda a derecha: Luis Miranda Villarreal, Erick Alejandro Solórzano Pérez, Julio Antonio López Lizárraga, Eduardo Sepúlveda Palacios, Jesús Carlos Tinoco Palacios, Miguel Ángel de la Cruz Arevalo.

 

 

De izquierda a derecha: Jesús Carlos Tinoco Palacios, Erick Alejandro Solorzano Perez, Miguel Angel de la Cruz Arevalo, Luis Miranda Villarreal, Eduardo Sepulveda Palacios, Julio Antonio Lopez Lizarraga.

 


De izquierda a derecha: Miguel Ángel de la Cruz Arévalo, Erick Alejandro Solórzano Pérez, Jesús Carlos Tinoco Palacios, ,   Eduardo Sepúlveda Palacios, Julio Antonio López Lizárraga, Luis Miranda Villarreal.
 
 

 
3.- Cuéntame los antecedentes, ¿Cómo fue que llegaste al Centro de Investigación Ames de la NASA?
 
Jazmín: Realmente fue algo inesperado, en mi séptimo semestre de universidad comencé a escuchar que se realizaría un proyecto el cual consistiría en el diseño y construcción de un nanosatélite con la Universidad Estatal de San José y la NASA, fue a finales del 2012 cuando escuché que se seleccionaría a los alumnos con los promedios académicos más altos. además de tomar en cuenta las actitudes como alumnos; se logró hacer el contacto de mi universidad con estas instituciones a principios del año 2013 iniciando con un proyecto basado en la construcción de un cohete llamado “Cimarrón I”.
 
Erick: El contacto entre NASA y la UANL (Universidad Autónoma de Nuevo León), fue entre dos grupos de investigadores; de las instituciones mencionadas, que interesados en darle la oportunidad de participar en NASA a algunos estudiantes lanzaron la convocatoria entre los estudiantes de ingeniería aeronáutica de FIME (Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica) y posteriormente el personal de la NASA hizo una selección, de la cual yo fui uno de los afortunados.
 
 
 
 
1.- ¿En qué consistió  su estancia en Ames Research Center?
 
Jazmín: Fue un proyecto binacional en el que las universidades desarrollamos un CubeSat, mi participación en este proyecto fue relacionada con el subsistema eléctrico y electrónico del nanosatélite, de manera que las celdas solares tengan las conexiones serie-paralelo necesarias, y después la electricidad se almacene en una batería recargable y finalmente se distribuya por medio de una tarjeta electrónica conocida como “Power Board” con el objetivo principal de brindar la energía necesaria para que todos los subsistemas dentro del satélite trabajen correctamente.
 
Miguel Ángel: Durante mi estancia de seis meses en el centro de investigación Ames trabajé como interno en la división de Sistemas de Aeronaves (Aircraft Systems Division) donde apoyé en el desarrollo de un sistema que tiene como objetivo la compilación y distribución de información meteorológica aeronáutica para pilotos de aviación general ubicados en el estado de Alaska.
 
Erick:  Trabajé como parte del código TI, “Intelligent Systems Division”, con el grupo de ACES “Advanced Controls and Evolvable Systems” en el laboratorio EAV “Exploration Aerial Vehicle” en el proyecto de investigación conjunta con la NASA Ames/USGS/Carnegie Mellon University para el estudio de fallas geológicas a través de su campo magnético por medio de una aeronave no tripulada. Directamente trabajé con el UAV (Unamnned Aerial Vehicle) llamado XSCAV (eXperimental Sensor Controlled and Aerial Vehicle), el cual se pretendía usar para la misión ya mencionada y probar algoritmos de autonomía; es decir, que el avión realizara un vuelo con una trayectoria óptima con intervención humana mínima, de acuerdo a las lecturas de los sensores (magnetómetros y GPS).
 
2.- ¿La Experiencia en sí, cómo fue, cómo la viviste
 
Jazmín: Para mí, fue sorprendente la manera en que las personas son tan apasionadas tanto por la ciencia y tecnología aeroespacial y la importancia que tiene para ellos compartir y difundir sus conocimientos, fue muy ameno trabajar con ellos, ya que cuentan con la infraestructura necesaria para sus proyectos, encuentras apoyo casi en cualquier parte, además de su cultura de trabajar en equipo.
 
Miguel: Antes de viajar a California no tenía muy claro que iba a hacer exactamente, en qué tipo de proyecto iba a colaborar, cómo iba a ser la gente conmigo.. Había muchas incertezas y tenía un poco de miedo a lo inesperado, pero al estar ahí la experiencia fue completamente agradable, todas las personas fueron súper amigables, las personas que nos recibieron son excelentes personas. Los seis meses fueron de constante aprendizaje y nunca hubo un día aburrido.
 
Erick: Como mexicano que llega a uno de los países primermundistas y que tradicionalmente ha sido el que controla gran parte de la tecnología en todo el mundo, es un shock tanto cultural como intelectual. Culturalmente encontré una gran diversidad de gente, y un estilo de vida muy caro pero con muchas comodidades. Intelectualmente, te das cuenta que la producción y control de tecnología van de la mano con ese estilo de vida y a nivel cultural toda la gente se ve involucrada. Encontré que todas las personas que conocí tenían en común ser extremadamente inteligentes y haber tenido muchos éxitos y experiencia en muchos niveles (deportivo, intelectual, social, emprendimiento, etc.), tanto estudiantes, como investigadores. En verdad la zona de la Bahía de California es la cuna y el lugar donde muchas cosas grandes e interesantes suceden. Como estudiante/profesionista (ingeniero): Estás en contacto con la punta de lanza en tecnología, investigación, descubrimientos, etc. Precisamente el estar en contacto con todo esto y no solo imaginarlo o leerlo desde tu casa o escuela te hace sentir muy motivado y con ganas de ser parte de toda esa “cultura”, y contribuir con lo mucho o poquito que puedas. Esto me alienta a creer que una sociedad dirigida por el avance tecnológico y las ciencias, es posible; y una vez más, me motiva para contribuir con lo mucho o poco que pueda; no solo en México como país, sino como parte de una sociedad humana.    

 

4.- ¿Qué preparación consideras que es necesaria para lograr llegar ahí?
 
Miguel: Lo más importante es tener un buen nivel de inglés, es lo más importante al estar en otro país. Te da mayor facilidad para comunicarte con las demás personas y para absorber información.
 
Erick: Sobre todo, un gusto y una pasión por las ciencias y el avance científico. Después, un carácter y una forma de vida de perseverancia y de búsqueda de la excelencia, tanto a un nivel académico como a un nivel personal.
 
5.- Cuando estabas allá, ¿Qué pensabas? ¿Qué sentías?
 
Jazmín: Me di cuenta que  realmente nuestros conocimientos adquiridos en la universidad no son tan diferentes al plan de estudios extranjero, se diferencian por cosas mínimas. Realmente somos capaces de desarrollar tecnología; antes de llegar allá pensaba que sus conocimientos eran bastante altos a comparación al de nosotros. Me sentí bastante tranquila ya que siempre tuve el apoyo de mis seres queridos.
 
Miguel: Pensaba en mi trabajo, yo sentía que el trabajo que estaba haciendo en la NASA era muy importante y relevante. Me sentía muy seguro y cómodo. También pensaba en mi familia y en los días que faltaban para que regresara a casa.
 
Erick:  Pensaba -y aún pienso- que me falta todo un camino por recorrer. Si antes sabía que no estaba preparado al nivel que investigadores y personal de NASA, al llegar ahí lo confirmé y eso fue; mientras estuve ahí, fue una motivación para aprender todo lo que no sabía; y después de toda la experiencia, sigue siendo una motivación para no dejar de aprender y trabajar para poder sentirme como parte de esa comunidad productora de conocimiento y tecnología.    

 7.- ¿Qué responsabilidad sientes en este momento?
 
Jazmín: Fomentar y compartir en mi país los conocimientos adquiridos en el extranjero.
 
Miguel: En este momento siento que soy un embajador de esta experiencia. Quisiera que más personas tuvieran la oportunidad de experimentar lo que yo experimenté. Fue una experiencia inolvidable que cambió mi forma de pensar y trabajar.
 
8.- ¿Cuáles son tus perspectivas a futuro?
 
Jazmín: Continuar con mi preparación en el área, ya sea en el ámbito aeroespacial o aeronáutico.
 
Miguel: A futuro quisiera estudiar una maestría, y con mis conocimientos ayudar en el desarrollo de la industria aeroespacial en México.
 
9.- El haber vivido esta experiencia, ¿En qué ayuda o beneficia a la sociedad, o al país?
 
Jazmín: En motivar a las personas en desarrollar tecnología espacial la cual beneficia a otras áreas como la meteorología, comunicación, etc. además de impulsar el capital humano de nuestro país posicionándolo como un país más competitivo a nivel mundial.
 
Miguel: Pienso que beneficia porque ahora el país tiene recursos humanos con la experiencia y capacidad para empezar a diseñar y desarrollar sistemas espaciales, como los cubesats.
 
Erick:  Creo que todo dependerá tanto del país, como de mi (o el grupo que estuvo en NASA), sabemos capitalizar toda la experiencia. Tanto a un nivel académico como tecnológico y económico. Es decir, poner en práctica todo lo que aprendí y que las oportunidades dentro del país para llevarlo a cabo, se den. Y directamente creo que debe impactar en crear una sinergia o forma de trabajo en el que la producción de  la tecnología y la investigación traigan cada vez más beneficios a la sociedad Mexicana; como en los países desarrollados por más de 70 años.
 
10.- ¿Qué consejos darías a los jóvenes como tú con base en tu experiencia?
 
Jazmín: Que se interesen en el área, tanto hombres como mujeres somos capaces, solo debemos ser emprendedores y tener iniciativa con nuestros proyectos.
 
Miguel: Que pierdan el miedo a lo desconocido, y se atrevan a vivir una experiencia como esta. Que busquen el conocimiento y la experiencia para ayudar a nuestra sociedad. Que México es capaz de diseñar y crear grandes cosas, pero necesita de personas que tengan la motivación y el deseo de ser agentes de cambio.
 
Erick:  Perseverancia. A pesar de que en el camino hay muchos “baches”, no dejar de creer en que la excelencia y las ciencias son los que nos debe llevar adelante, tanto como personas como sociedad.



Etiquetas: Mexicanos,NASA,jóvenes,avance,desarrollo,educación

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en