Las huellas de la vida en el Universo

Manet Estefania

Fecha: 2017-10-20


Aunque no tengamos una nave para viajar en el tiempo, sí nos es posible conocer cómo era la vida hace miles de millones de años incluso desde sus primeros pasos en la Tierra. Los rastros de la existencia de un sinfín de organismos han quedado conservados en una gran variedad de rocas  que provienen de diversos rincones de nuestro planeta. Cada uno de ellos representa una pieza que nos permite reconstruir el pasado y trazar una línea de tiempo con los eventos más relevantes de la vida terrestre desde hace más de 3 500 millones de años.

 

El estudio de los restos fósiles de organismos, a través de la Paleobiología, tiene una gran influencia en el campo de las ciencias espaciales. La Astrobiología no solo busca encontrar vida en otros sitios del Universo sino que también trata de reconstruir cómo ha evolucionado la vida desde su origen en la Tierra y también, en caso de confirmarse, en diferentes cuerpos del Sistema Solar o en exoplanetas.

 

El estudio de los restos fósiles de organismos, a través de la Paleobiología, tiene una gran influencia en el campo de las ciencias espaciales. La Astrobiología no solo busca encontrar vida en otros sitios del Universo sino que también trata de reconstruir cómo ha evolucionado la vida desde su origen en la Tierra y también, en caso de confirmarse, en diferentes cuerpos del Sistema Solar o en exoplanetas.

Si extrapolamos las Ciencias de la Tierra un poco más allá, digamos hacia nuestro vecino Marte, también podemos conocer un poco más de su historia geológica. En el año de 2012, a un mes de su llegada al planeta, el robot Curiosity tomó fotografías de un conglomerado de rocas que encontró en su camino durante su exploración por el cráter Gale. El tamaño de las rocas (que va desde unos cuantos centímetros hasta el tamaño de una pelota de golf) y su forma redondeada nos habla de que éstas rocas fueron moldeadas y arrastradas por una corriente de agua; prueba directa de la presencia de este preciado líquido en el pasado de Marte. Estas conclusiones son sustentadas por las observaciones que se han realizado en rocas terrestres con las mismas características y que al compararse se puede inferir que hace miles de millones de años existieron ríos marcianos.

Se considera que Marte fue un planeta habitable hace unos 3 800 millones de años; contaba con los ingredientes básicos para sustentar la vida (como la conocemos): agua líquida, una atmósfera densa y material orgánico; sin embargo, hasta el momento no se han hallado pruebas de que en ese entonces hubo actividad biológica en el planeta rojo… pero estamos a la expectativa.

 

Si queremos estudiar la vida en el Universo debemos tener conciencia de todas las formas de organismos que han habitado en la Tierra  y conocer bajo qué condiciones ambientales vivieron para que en caso de encontrarse un rastro de vida en otro sitio, no nos tome por sorpresa su posible complejidad y/o parecido con la vida que existió en nuestro propio planeta.



Etiquetas: Astrobiología,Fósiles

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en