Solar Crisis

Vicente Bohórquez

Fecha: 2018-07-03


Hacia finales de la década de los 80 del siglo pasado hubo varios intentos por hacer cintas que tuvieran la mística de, por ejemplo, Star Wars, sin embargo la industria de Holliwood pasó por una laguna en la cual aparecieron sin pena ni gloria cintas que no lograron impactar como hubieran querido, pero que a la larga se volvieron en joyitas dignas de las matinés de la televisión abierta.

 

Algunas son de risa involuntaria, algunas de planteamientos serios pero con muy poca producción, y algunas medianamente producidas. Así llegamos a Crisis Solar del año 1990, basada en la novela Takeshi Kawata, en la cual se reúne un reparto de actores bastante peculiar, por un lado tenemos a los veteranos Charlton Heston (recordado básicamente por Ben Hur, y por otra cinta de culto “Cuando el destino nos alcance [Soylent Green]”) y Jack Palance (actor de westerns y anfitrión del programa ochentero “Aunque usted no lo crea” [Ripley's Believe It or Not!]) junto con actores menos conocidos como Annabel Schofield, Tetsuya Bessho, Dan Shor, Frantz Turner, entre otros.

 

La premisa básica de la cinta nos ubica en el año 2050 y plantea que el Sol tendrá una gran explosión cuya onda alcanzará a la Tierra y con ello la vida como se conoce desaparecerá de una manera abrasadora. Para evitarlo un equipo de astronautas tendrán la misión de hacer detonar antes de 48 horas una bomba de antimateria a fin de que la flama del Sol, no alcance a la Tierra y así salvar a la humanidad.

 

 

Sin embargo, en forma paralela una firma interplanetaria pretende crear tensión con la crisis solar para poder hacerse del planeta entero aprovechando la sicosis y la especulación de las propiedades, para ello busca sabotear la misión de la nave Helios y su bomba antimateria que se vuelve una suerte de escudo para la humanidad.

 

En Crisis Solar encontramos muchos elementos que hemos visto en otras cintas, el asistente de la bomba –Freddy- nos recuerda a la voz de la computadora de Odisea en el espacio -Hal 9000-. Las instalaciones de estaciones espaciales nos recuerdas también a la línea de las que podemos encontrar en la saga de Star Wars, naves con una geometría lineal acentuada, hasta las escenas que son planteadas en un desierto nos hacen recordar  a los escenarios de las primeras cintas de George Lucas. Y pese a ello esta cinta en su planteamiento fue inspiradora de Sunshine de Dany Boyle.

 

Crisis Solar se puede encontrar en las redes sociales enfocadas al video, en su momento tuvo muchos contratiempos, tanto de financiamiento pero sobretodo en el tratamiento del guion en donde encontramos varias carencias y  que incluso llevo a que el director Richard C. Sarafian, al estar en desacuerdo en las ediciones, pidió que no apareciera su nombre y se dejara el seudónimo de Alan Smithee.

 

Otro momento anecdótico fue que el asesor técnico planteó que se evitara el envío de una tripulación al Sol por ser poco verosímil, sin embargo después entendió que precisamente esa es la magia del cine, hacer que lo imposible lo sea con cierto grado de verosimilitud.

 

Pero en el avance de la ciencia poco a poco se dan pasos firmes para que esas ideas descabelladas vayan encontrando rumbo, prueba de ello lo tenemos en el envío de la sonda solar Parker a estudiar más a nuestra principal estrella.

 

Finalmente Solar Crisis en retrospectiva nos ayuda a ver la evolución del cine, los argumentos, y cómo el momento en que se realiza una cinta impacta en la interpretación de lo que el futuro nos depara; algunas veces son de risa loca otras aterradoramente acertadas. Todavía no hay autos voladores, pero las redes sociales y la información que dejamos hace que la publicidad personalizada sea una realidad.

 



Etiquetas: Recomendación,Cine.

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en