Tonatiuh Larios

Estudiante de Ingeniería de la UAM Azcapotzalco

Redacción Hacia el Espacio

Fecha: 2015-10-01


Congreso Nacional de Estudiantes de Energías Renovables
CNEER 2015
 
6 de septiembre de 2015, 12:15 horas. Ciudad de México.
 
El medio día caía sobre la Ciudad de México con un clima acogedor; mi destino: Cuernavaca, Morelos. Entre el tráfico habitual y dentro de un autobús, salido de la terminal norte, realicé mi recorrido a lo largo de un camino ligero y soñador.
 
A las 14:00, llegué a Cuernavaca, la Ciudad de la Eterna Primavera. Entre las calles y el calor latente del lugar, encontré la ruta que habría de llevarme cerca de la zona de descanso para esos días.
 
 
7 de Septiembre de 2015, 08:14 horas, Instalaciones del IER - UNAM, Temixco, Morelos.
 
El registro de los participantes había dado inicio; un gafete con mi nombre, un programa con hojas para escribir y un bolígrafo, eran los instrumentos de aquellos días renovables.
 
Eran las 8:34 de la mañana de ese mismo día, Manuel Alejandro Ramírez dio una introducción, con unas palabras alentadoras y le cede la palabra al Director J. Antonio del Rio, quien habla y da una opinión acerca del Congreso. Para despertar y estar atentos a todo, se propone realizar “la ola” en el menor tiempo posible; logramos una ola de 34 segundos, auditorio lleno con más de 100 personas dentro.
 
Así es como a las 08:45 horas, en las instalaciones del Instituto de Energías Renovables (IER) da inicio el trabajo del CNEER 2015; tercera edición del Congreso Nacional de Estudiantes de Energías Renovables, el cual, este año tuvo como eje central el uso eficiente de energía.
 
Me encontraba entre sesiones de ponencias impartidas por alumnos de distintas universidades de la república mexicana: Mexicalli, Tijuana, Durango, Morelos, Michoacán, Aguascalientes, Puebla, Veracruz, Distrito Federal, Chiapas, y otros lugares más; un horario para tomar un café y reponerse de cualquier efecto que no dejara a uno seguir en pie. Una conferencia magistral impartida por el Maestro Germán Carmona Paredes. Una sesión de poster donde alumnos exponían sus avances sobre proyectos relacionados con las energías renovables, terminando con un taller al que asistí cuyo nombre era refrigeración solar, el cual se realizó en un día de alta productividad en cualquier rincón del IER.
 
 
8 de Septiembre de 2015, 08:13 horas, Instalaciones del IER - UNAM, Temixco, Morelos.
 
La rutina cambió un poco este día, sin embargo después de las sesiones de ponencias, hubo una mesa redonda en donde los participantes fueron: Doctor Manuel Martínez Fernández, Maestro Francisco Javier García Osorio y el Ingeniero Enrique Partida Pichardo en donde se debatieron y resolvieron las preguntas más relevantes en el ámbito de energías renovables en México.
 
Precedido de un evento cultural y del respectivo tiempo de comida para reponerse de las horas transcurridas y el calor que amenazaba delicadamente en el IER. Nuevamente sesión de poster y el taller de refrigeración solar como último punto del día.
 
9 de Septiembre de 2015, 08:12 horas, Instalaciones del IER - UNAM, Temixco, Morelos.
 
El día se volvería apretado por el equipaje que debía cargar, ya que al término y cierre del Congreso Nacional de Estudiantes de Energías Renovables partiría al Distrito Federal. Pero no fue obstáculo para disfrutar nuevamente del taller de refrigeración solar, sesiones de ponencias de los alumnos y la última conferencia magistral impartida por el Doctor Roberto Best y Brown; terminando todo esto, inició la ceremonia de clausura, sin duda el momento más triste del día, pero así debía ser.
 
A las 13 horas con 56 minutos, en las instalaciones del Instituto de Energías Renovables, cerró el Congreso Nacional de Estudiantes de Energías Renovables al grito de: ¡Goya, goya, cachún cachún ra ra… cachún cachún ra ra goya… Universidad!
 
 
Conclusión personal: ¿Cómo puedo aprovechar lo que aprendí para aplicarlo a temas espaciales? Al aprender como funciona un sistema de refrigeración solar; lo cual permite enfriar a cierta temperatura deseada una zona, con ciertas condiciones iniciales controladas; podría usarse en la refrigeración solar para poder controlar el efecto Yarkovsky y/o medir los efectos secundarios al aplicar una refrigeración sobre el objeto; otra sería mejorar las condiciones de vida útil de un equipo o sonda espacial dentro del radio térmico de una misión espacial, teniendo en cuenta la extrema cercanía a cualquier sol.

 

 

 

 

 

 

 



Etiquetas: Estudiantes,Energías,proyectos,universidade,jóvenes,desarrollo

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en