Ole Rømer

Redacción Hacia el Espacio

Fecha: 2016-12-01


Hoy se cumplen 340 años de la primera  determinación de la velocidad de la luz y, como ya es costumbre, Google lo conmemora con un curioso “doodle”, en donde aparece Ole Rømer observando a Júpiter y a su satélite Ío.

 

En la antigüedad, no se tenía muy claro el concepto de “velocidad de la luz”. Una de las creencias antiguas decía que la luz era emitida por el ojo, en lugar de ser generada por una fuente y reflejada en el ojo. Herón de Alejandría sostenía que la velocidad de la luz debería ser infinita, ya que cuando uno abre los ojos, objetos distantes como las estrellas aparecen inmediatamente.

 

Fue hasta el siglo XVII, con los inicios de la Revolución Científica, que se dieron los primeros intentos serios para determinar la velocidad de la luz; entre ellos se encontraba Galileo, quien intentó observar el retraso en el tiempo cuando se destapaba una linterna a lo lejos. Este experimento fracasó, ya que las distancias eran muy cortas para poder percibir un retraso. Galileo entendió que los resultados negativos no significaban que la velocidad de la luz fuera infinita, sólo que debería de ser muy grande.

 

Fue un día como hoy, pero de 1676 cuando el astrónomo danés Ole Christensen Rømer realizó la primera estimación cuantitativa de la velocidad de la luz. Para lograrlo estudió el movimiento del satélite Ío de Júpiter con un telescopio. Es posible observar el movimiento de revolución de Ío por la sombra que proyecta Júpiter en su superficie. Rømer se dio cuenta que este fenómeno tardaba más tiempo de lo predicho cuando la Tierra y Júpiter se alejaban uno de otro, esto es debido a que la luz tiene que recorrer una mayor distancia.  De igual forma, observó que el fenómeno ocurría con mayor frecuencia cuando los dos planetas estaban cerca. Así, midiendo el tiempo transcurrido podía calcular la velocidad que necesitaba la luz para desplazarse.

 

 

 

Con base en estas observaciones, el danés estimó que la luz tardaría 22 min en cruzar el diámetro de la órbita de la Tierra, por lo tanto, la velocidad sería de 220,000 km/s. Este valor es mucho más bajo que el obtenido en las últimas mediciones (cerca de 300,000 km/s) sin embargo, para ese tiempo era mucho más rápido que cualquier otro fenómeno físico conocido. De cualquier forma, el descubrimiento de Ole Rømer tiene un gran mérito, considerando que en ese entonces no se conocía con mucha exactitud la distancia entre los planetas. Otras de sus aportaciones a la ciencia fueron la invención del anteojo meridiano, el micrómetro y una escala de temperatura ahora en desuso, el grado Rømer.



Etiquetas: Ole Rømer,luz,velocidad,doodle.

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en