Del Espacio a la Tierra, crónica de mi encuentro con el astronauta Steve Robinson

Por Alicia Natalia Ruíz Ramos

Fecha: 2018-10-02


 

Guanajuato recibió la visita de una estrella de la Astronáutica; el doctor Steve Robinson quien en su primera vez en México, formó parte de una delegación de la universidad de California en Davis (UC Davis), y cuya estadía fue más allá de reuniones de trabajo.

 

El pasado viernes 24 de agosto en las instalaciones de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Educación Superior del Estado de Guanajuato (SICES Gto.) ubicadas dentro de Guanajuato Puerto Interior, se llevó a cabo una reunión entre el Gobernador del estado de Guanajuato,  Miguel Márquez Márquez, el director de la Sices Gto y ex Rector de la Universidad de Guanajuato, Dr. Arturo Lara López, y una delegación de la Universidad de California en Davis, presidida por el Rector Gary S. May, quienes en compañía de diversas personalidades entre los que se encontraron el Dr. Héctor Plascencia Mora y el Dr. Elías Rigoberto Ledesma Orozco, representando a la División de Ingenierías del Campus Irapuato Salamanca, quienes participaron activamente con el fin de crear lazos de colaboración entre ambas universidades y  establecer las bases de un reencuentro académico.

 

En cuanto fue de mi conocimiento que Steve Robinson se encontraría en el estado para asistir a dicha reunión, no pude sentir más que alegría y orgullo. Motivada por el Dr. Lara le escribí una carta en donde me presentaba como una chica de  veintiún años, estudiante de ingeniería mecánica y apasionada del espacio. Le conté un poco acerca de mí, mi experiencia en la universidad y mis principales logros, todo esto como una introducción a una petición que me causaba tanta emoción como nervios, pero impulsada por la valentía que se necesita para cumplir los sueños, le pregunté si sería posible conocerlo durante su visita a México. Tiempo después, un día al revisar mi correo, no cabía en mí del gusto que me dio cuando vi la respuesta del profesor Robinson a mi solicitud: Aceptó, amablemente a encontrarnos.

 

                 

 

Stephen K. Robinson nació el  26 de octubre de 1955 en Sacramento, California. Participó en cuatro misiones del transbordador espacial,  tres de ellas a bordo del Discovery. Su última misión fue a bordo del Endeavour. Ha registrado más de 48 días y 19.8 millones de millas en el espacio, incluidas más de 20 horas de caminata espacial. También se ha desempeñado como CAPCOM (enlace de voz entre las tripulaciones de las misiones espaciales y el centro de control en tierra) para 17 misiones. Se retiró de la NASA el 30 de junio de 2012, después de 17 años como astronauta y 36 años al servicio de la NASA. Actualmente es profesor del Departamento de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial en UC DAVIS.[1]

 

El mismo 24 de agosto junto con Emilia Olivares Conraud, estudiante y apasionada de la ingeniería mecánica, hicimos el camino hacia Sices, Guanajuato con el objetivo de hacer un sueño realidad: Conocer a un astronauta.

El profesor Robinson es una persona sencilla, y él se lo atribuye a la experiencia de estar en el espacio, ver la tierra desde tantos kilómetros y darse cuenta de lo pequeños que somos en el universo. Se mostró interesado en conocer más acerca de nuestra vida universitaria, nuestros intereses en el área de la ciencia y nuestra experiencia como mujeres mexicanas en la ingeniería, ya que apoya totalmente que las mujeres sigan carreras en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

 

Se mostró muy accesible a contestar mis preguntas, entre las cuales estuvieron: ¿Qué planetas, además de la tierra, pudo observar en el espacio? ¿Qué cambios físicos experimentó durante y después de sus misiones espaciales? ¿Cómo fue la experiencia de volar junto a John Glenn? ¿Cuál fue la parte más difícil de su entrenamiento astronauta?

 

Además, tuvimos el honor de mostrarle la hermosa ciudad de Guanajuato, con la cual quedó maravillado por su arquitectura, historia y cultura.

 

Para mí, fue increíble poder hablar sobre mi pasión por el espacio con alguien que ya ha estado ahí. Es una oportunidad que no me esperaba, sin embargo, para mí es una prueba más de que ningún sueño es demasiado alto, tal como lo menciona el Astronauta Buzz Aldrin: “Una verdad que he descubierto por seguro: Cuando crees que todas las cosas son posibles y estás dispuesto a trabajar para lograr tus metas, tú puedes alcanzar el siguiente sueño imposible. Ningún sueño es demasiado alto.”

 

 

Le compartí mis sueños y en todo momento me ofreció palabras de motivación. Estoy sumamente agradecida por esta oportunidad y es ciertamente algo que nunca voy a olvidar.

 [1] https://www.jsc.nasa.gov/Bios/htmlbios/robinson.html



Etiquetas: Steve Robinson,Astronauta,Mujeres Hacia el Espacio,Mexicana.

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en