Vámonos a Marte

Carlos Duarte

Fecha: 2022-04-04


Es el año 2122, la Tierra está en decadencia por los efectos del cambio climático. El nivel del mar ha sepultado la mayoría de las ciudades costeras de la Tierra y los seres humanos viven la mayor parte del tiempo en interiores. En la mayoría de las ciudades, la temperatura en el verano llega a los 60 grados Celsius durante el día. Solamente se puede estar en exteriores con trajes refrigerantes que también protegen de la radiación. Mientras tanto en Elona, la ciudad más poblada de Marte, viven trescientos mil seres humanos de manera sustentable, ya que producen todos los bienes y servicios que requieren para su subsistencia en el planeta rojo. Marte ha dejado de depender de los suministros de la Tierra. Existen hospitales, escuelas, gimnasios, centros de diversión y hasta una iglesia de la nueva religión marciana que venera a Elon Musk. 

 

 

Imagen: Conor Walton

 

Los humanos se transportan en vehículos terrestres y aéreos y se dedican a explorar el planeta para encontrar nuevas fuentes de recursos para sostener a la población. Hay un excedente de bienes producidos en Marte que ahora se envían a la tierra. Marte es muy rico en tierras raras esenciales para la fabricación de semiconductores y se exportan componentes electrónicos a la Tierra en naves cargueras robóticas. La economía de Marte es boyante y esto ha generado una gran demanda de seres humanos por establecerse en ese planeta.

 

¿Ciencia ficción? Tal vez sí. Sin embargo, este escenario puede ser probable si los humanos logramos empezar a colonizar el planeta rojo en las próximas décadas. Hay muchos retos para lograrlo, pero no es imposible. La tecnología sigue avanzando con una rapidez exponencial y lo que ahora parece muy lejano puede ser algo cotidiano en los años que vienen. Además, todos conocemos la intención de Elon Musk de hacer de los humanos una especie interplanetaria y para eso está trabajando arduamente en lograrlo. Con el desarrollo de su nave StarShip, estamos cada vez más cerca transportar grandes cantidades de humanos y suministros al planeta Marte. ¿Lo logrará Elon Musk? Nadie lo sabe, pero con toda seguridad, si no nos destruimos antes, alguien más podrá hacerlo. En lo que sigue, bosquejo algunos de los retos para colonizar Marte y cómo podremos superarlos. Vámonos a Marte.

 

 

Marte es un planeta muy distinto de la Tierra. Su clima es más frío y su atmósfera no es respirable, ya que es muy tenue y está conformada casi en su totalidad por dióxido de carbono. Además, al no poseer campo magnético propio, su superficie recibe grandes cantidades de radiación solar y cósmica, ambas perjudiciales para la salud humana. La aceleración de la gravedad en la superficie es aproximadamente un tercio la de la Tierra, lo que también puede causar problemas de salud. Su suelo no es propicio para la agricultura y aunque se ha encontrado agua en estado sólido y se presume que puede haber agua en mantos subterráneos, se requerirá de mucha tecnología para extraerla, purificarla, almacenarla y distribuirla. Marte recibe aproximadamente la mitad de la radiación solar que recibimos del sol, por lo que se puede generar energía fotovoltaica. La duración del día marciano es sorprendentemente similar a la de la Tierra y su año solar son dos años terrestres. Además, en Marte hay estaciones como en la Tierra, ya que su eje de rotación está inclinado como el de nuestro planeta.

 

Con todas estas características, para tener una colonia de seres humanos sostenible en Marte, será necesario crear albergues acondicionados a la vida humana y generar satisfactores como agua, oxígeno, y alimentos entre muchas otras cosas más, a partir de recursos marcianos. Así, una vez que lleguen las primeras misiones tripuladas a Marte, se deberá empezar con la construcción de refugios que protejan a los humanos de la radiación solar, la instalación de fuentes generadores de energía y de sistemas de comunicaciones, así como a extracción y tratamiento del agua para su aprovechamiento directo y para obtener oxígeno e hidrógeno. Este último para utilizarlo como combustible. Una vez que se concluya esta etapa, el siguiente paso será el cultivo de plantas comestibles para obtener alimentos. Esto se podría hacer a través de hidroponía en invernaderos, tal vez construidos dentro de cuevas y alimentados con luz artificial. Después vendría la extracción y transformación de minerales marcianos para generar toda una gama de productos, desde materiales de construcción hasta medicamentos, a través de fábricas operadas por robots. En este momento, ya serían muy pocas los materiales o sistemas que se requieran traer de la Tierra, y una colonia en Marte empezaría a ser sostenible.

 

Aunque esto parece imposible, es, sin embargo, factible, ya que existen los medios para llegar al planeta rojo. Con la tecnología actual, un viaje a Marte dura del orden de 6 meses y sí Elon Musk logra perfeccionar su nave StarShip, cada una de ellas podrá transportar cien personas en cada una y hasta 100 toneladas de carga. Esto parece poco, pero sí se logran enviar cientos de naves cada dos años, durante las ventanas de lanzamiento entre la Tierra y Marte, en unas pocas décadas se podría tener una colonia autosustentable de humanos.

 

   

 

¿De qué depende todo esto? Principalmente de que haya una razón económica para hacerlo. Alguien tiene que pagar, y Elon Musk ya ha encontrado la solución. El Sr. Musk planea bajar los costos de transporte a Marte a tal grado de que sea factible para una persona pagar por su propio viaje. Elon Musk afirma que si el costo de un viaje a Marte se reduce a, digamos, lo que cuesta comprar una casa modesta en Estados Unidos -unos $500,000 dólares actuales- habrá gente interesada en pagar por su viaje de ida. Así, una vez que Elon Musk perfeccione sus naves StarShip, podrán empezar los viajes tripulados a Marte en gran escala. ¿Cuándo va a suceder esto? Nadie lo sabe. Los planes de Elon Musk están atrasados por la pandemia. Se suponía que en 2022 iba a enviar una primera StarShip no tripulada a Marte. Sin embargo, no nos desanimemos. La colonización a Marte está a la vuelta de la esquina. Tal vez en un par de décadas te animes a pagar tu viaje a Marte. Así que, vámonos a Marte.

 



Etiquetas: Ciencia,Elon Musk,Marte,StarShip,Tierra.

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en