El astronauta de Bohemia (Spaceman of Bohemia). Jaroslav Kalfař (Reseña)

Rodrigo Pérez González

Fecha: 2017-09-25


El autor

Jaroslav Kalfař, nació en la Praga previa a la llamada Revolución de Terciopelo, en 1988. Con quince años y de la mano de su madre llega a Florida, Estados Unidos, tras pasar las penalidades propias de los indocumentados y recién llegados, pero con la carga de una ciudad particularmente destacada por la cultura, realiza sus estudios en literatura inglesa en la Universidad de Florida Central.

La relación con su padre fue complicada a decir del autor, pero también fue su mayor influencia para su gusto por la ciencia ficción. Al estar no querer enrolarse al Partido Comunista, el padre de Kalfař fue expulsado de la universidad local y condenado a un trabajo menor en una fábrica, con cuyo salario se hacía de películas de serie b o bajo presupuesto, que vio al lado de nuestro autor y que sin duda influyeron en él.

Realizo también la maestría en bellas artes en la universidad de Nueva York, donde actualmente reside y donde comenzó a desarrollar en una forma más consistente su primera novela: El astronauta de Bohemia.

Contexto

Si bien El astronauta de Bohemia ve la luz en este 2017, la obra nos da ciertas lecciones de la época de la caída del régimen socialista que da fin a la llamada guerra fría. Los países satélites a la URSS, no siempre comulgaban con las ideas o mecanismos impuestos desde Moscú, incluso algunos de los estados recién formados al término de la Segunda Guerra Mundial (SGM) se establecieron bajo bases muy endebles, tal es el caso de Yugoslavia que solo bajo la sombra de un personaje como Tito  pudo existir; tras su muerte y con la posterior caída de la URSS no fue posible seguir manteniendo la cohesión de regiones tan históricamente desiguales como Eslovenia, Croacia, Bosnia y Herzegovina, Serbia, Montenegro, Kósovo, Albania y Macedonia.

Algo similar ocurrió con  Checoslovaquia, actualmente República Checa y Eslovaquia, donde por su situación geográfica estuvo a merced de ambos bandos en la SGM. De la primera es de destacar al históricamente reino de Bohemia, cuna de conflictos religiosos (de hecho el autor le llama JANHUS1 a la nave donde viaja el protagonista en franca referencia a uno de los filósofos precursores de la reforma protestante), pero también es una región identificada con las bellas artes, arquitectura y literatura sobretodo.

La actual capital de la República Checa, Praga, es uno de los grandes centros turísticos actuales de quien viaja a Europa, tanto por su arquitectura, como por ser cuna de grandes escritores: Jan Hus, Jaroslav Hasek, Karel Hynek Mácha, Karolina Světlá, Franz Kafka, Milan Kundera, por mencionar solo unos pocos.

Como sucedió con la reunificación de Alemania, tras la disolución de Checoslovaquia los habitantes de cada región han tenido que ir curando sus heridas, traumas y carencias respecto a su propia identidad nacional. Han pasado de mercados cerrados a la libre competencia, que no necesariamente mejor calidad de vida, pero que al menos les deja un margen de libre albedrio en sus decisiones, aunque eso sí, con el peso de su historia reciente arrastrando.

Obra

El astronauta de Bohemia, está dividido en dos grandes partes entre las cuales tenemos como en obra de teatro un interludio que brinda un respiro a la vertiginosa narración del final de la primera.

Jakub Procházka en un joven científico que carga con el peso no sólo de la muerte de sus padres cuando era niño, sino con el peso social de haber estado en una familia asociada al lado del régimen socialista represor, que al momento de transición derivado de la caída del régimen socialista liderado por la URSS ya no halló ni la paz ni el lugar en una sociedad naciente que quería distanciarse de su pasado reciente.

En una narrativa no lineal, Kalfař nos lleva a la nave espacial JanHus1, máximo orgullo del pueblo checo y que llevaría a Jakub, a las orillas de Venus con la finalidad de ser el primer ser humano que exploraría e investigaría una misteriosa nube de polvo que apareció y a la cual llamaron Chopra. Como incipiente nación capitalista, y como el Estado no cuenta del todo con recursos, el autor ironiza con los patrocinios que permiten viajar en la JanHus1.

En los constantes flashback Jakub reflexiona sobre sus temores y en esos momentos con sus abuelos, cuando son prácticamente echados de su pueblo y estigmatizados por ciertos personajes como el hombre del zapato, (personaje que nos recuerda al hombre del cigarrillo de los X-files) por estar del “lado perdedor” de la historia. Es en estos relatos donde Kalfař, nos regalada grandes pinceladas con crudos momentos de cómo era la vida en Praga y cómo es que ve que ha habido una transformación, ¿para bien o para mal? No queda claro, pero se siente un gran dejo de nostalgia y rabia contenida.

Como reciente nación en busca de su identidad ahora del lado capitalista, el poder político tiene poco margen de maniobra, sobretodo económico, pero necesita desesperadamente crear símbolos que unifiquen a sus habitantes, de esta forma el primer ministro Tůma invita a Jakub a encabezar una misión espacial sin precedentes, con un alto riesgo pero que permitiría ser un parteaguas en la carrera del espacio del pueblo Checo.

Con patrocinios y prácticamente con una nave reciclada Jakub va a la caza de la nube de polvo Chopra, es el único tripulante, pero mantiene una permanente comunicación con la Tierra, por un lado, con el responsable de la misión así como con el resto de la humanidad mediante el uso de redes sociales. En lo personal mantiene video llamadas con su esposa, sin embargo conforme la distancia física avanza, también se presenta una en lo afectivo.

La soledad del astronauta en el espacio y su estabilidad emocional es un punto que se trata de resolver mediante las sesiones con un sicoanalista, tanto en su entrenamiento como durante la misión, sin embargo no queda claro si es parte de un desorden de Jakub o es real, pero hace su aparición un extraño y cuasikafkiano ser: Hanus.

Kalfař escribió El astronauta de Bohemia, en inglés y desde los Estados Unidos, -apenas ha regresado a su país un par de veces-, sin embargo, no deja de sentirse la esencia de los escritores de Praga, con sus conflictos existenciales, con sus mujeres fuertes e independientes, con la nostalgia del pasado y el deseo de venganza y redención.

Al estilo de Woody Allen cuando hace películas donde el papel principal es nueva York o Paris, Kalfař nos dibuja una Praga con sus contrastes, pero con toda la añoranza de quien no puede dejar de pensar en su Ciudad. Asimismo El astronauta de Bohemia es la representación de las aspiraciones de aquellas naciones que buscan trascender en la carrera espacial.

A decir de su autor, respecto a cómo podemos clasificar su novela, señala: "Es ciencia ficción con toques históricos y con una inclinación filosófica en una tradición romántica, mi mayor esperanza es que el libro sea algo que el lector nunca haya leído antes".

Con apoyo de información de:

The Guardian, https://www.theguardian.com

Sitio del autor: http://jaroslavKalfař.com

Jaroslav Kalfař. El astronauta de Bohemia (Spaceman of Bohemia), Tusquets editores, 2017. 332 págs.



Etiquetas: El astronauta de Bohemia,astronauta Jaroslav Kalfař,

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en