Biologías exóticas

José Luis Delaye

Fecha: 2014-07-01


Si algún día se descubriera vida en otro planeta ¿cómo sería? ¿Se parecería en algo a la vida que conocemos? ¿Sería muy distinta? A ciencia cierta, no tenemos idea pues no conocemos ningún ejemplo de algún ser vivo de otro planeta. Sin embargo, podemos hacer algunas especulaciones basadas en el conocimiento del único ejemplo que conocemos, el de la vida en la Tierra.

 

 

Figura 1. Fotografía de organismos microscópicos aislados de una maceta (100x). Nuestras especulaciones sobre la naturaleza de organismos hipotéticos de otros planetas, están basadas en la biología de los organismos de nuestro planeta. Fotografía por el autor del texto            

 

Primero debemos preguntarnos sobre la materia de la que pudiesen estar construidos estos seres vivos hipotéticos. La vida en la Tierra está basada en la química del carbono (C). El carbono es un elemento muy versátil pues puede combinarse con otros átomos de formas muy diversas. En los seres vivos se combina principalmente con hidrógeno (H), oxígeno (O), nitrógeno (N) y fósforo (P). De hecho, los estudiantes de biología aprendemos muy pronto que los seres vivos estamos formados por la química de estos elementos, el famoso C,H,O,N,P. Algunas veces se ha especulado que tal vez los seres vivos de otros planetas, de existir, pudiesen estar basados en silicio (Si) en lugar de carbono. Sin embargo, los radioastrónomos han encontrado que en el medio interestelar existen grandes nubes, compuestas entre otras cosas, de moléculas basadas en carbono. Ello quiere decir que las moléculas de carbono parecen ser muy comunes en nuestro universo. Por lo que en principio no existe necesidad de invocar una química distinta para nuestros hipotéticos organismos. Si las moléculas basadas en carbono son tan comunes en nuestro universo, entonces el principio de parsimonia dicta que los seres vivos de otros planetas probablemente estén basados en el carbono al igual que en la Tierra.
 


También, podemos sugerir que la vida en otro planeta está probablemente basada en células. Por células nos referimos a estructuras microscópicas formadas por una barrera semipermeable que separe un medio interno de uno externo. Esta barrera semipermeable les permite a las células, entre otras cosas, tener un metabolismo. Todas las formas de vida en la Tierra están basadas en células. La célula es la unidad fundamental de la vida, y el origen de la vida en la Tierra es en gran medida el origen de la célula. Los virus, si bien comparten algunas características con las células, como por ejemplo la capacidad de reproducirse, heredar sus características y evolucionar, requieren de las células para lograrlo. Por lo que si existe vida en algún otro planeta es muy probable que también esté basada en células, en el sentido amplio que aquí describimos.
 
 Los seres vivos de algún otro planeta probablemente tendrían también una molécula polimérica que funcionara como material hereditario. En la Tierra, los ácidos nucleicos funcionan como molécula hereditaria. La células y muchos tipos de virus utilizan el ácido desoxirribonucleico (ADN), y algunas clases de virus utilizan el ácido ribonucleico (RNA). Sin embargo, esto no fue siempre así. Existen sólidas evidencias que sugieren que durante las primeras etapas de la vida en la Tierra, hace más de 3,500 millones de años, las células primitivas utilizaban ARN como material hereditario. Por lo que es probable que distintos tipos de moléculas poliméricas, además del ARN y el ADN puedan cumplir esta función.
 


Finalmente, es muy probable que los seres vivos de otros planetas evolucionen. Si efectivamente estos organismos hipotéticos se reproducen, tienen una molécula polimérica como base física de su sistema de herencia y además esta molécula es capaz de sufrir cambios químicos, es decir, mutaciones, entonces tienen los ingredientes básicos necesarios para sufrir cambios evolutivos a lo largo del tiempo.


 
Evidentemente no tenemos forma de comprobar si las especulaciones que hemos hecho aquí son correctas o no. Para ello, necesitaríamos encontrar un ejemplo de vida distinto al de la Tierra. Nuestra apuesta es que si estos seres vivos existen, compartirán algunas propiedades básicas con los seres vivos que conocemos. Sin embargo, la biología ha sido y es una fuente continua de sorpresas y las propiedades biológicas de nuestros organismos hipotéticos, seguramente no serán la excepción.           


Sobre el autor
 


Dr. Luis José Delaye Arredondo
Departamento de Ingeniería Genética
CINVESTAV Irapuato
ldelaye@ira.cinvestav.mx



Etiquetas: Biologías,vida,planeta,descubrimientos

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en