Anotaciones Acerca del Centenario

Carlos Duarte Muñoz

Fecha: 2015-06-01


El pasado 16 de mayo a las 0:47 horas, tiempo del centro de México, se lanzó el satélite de comunicaciones mexicano Centenario desde el cosmódromo de Baikonur en la República de Kazajistán.
El satélite sería puesto en órbita geosíncrona con el apoyo de un cohete Protón M Briz M, servicio de lanzamiento contratado desde febrero de 2012, en la pasada administración federal, con la empresa ILS (International Launch Services, comercializadora de tecnología rusa).
 
Su propósito, sería el de proveer comunicaciones móviles en Banda L para aplicaciones de cobertura social y seguridad nacional a usuarios en el territorio nacional, como se dio a conocer en la edición de mayo de “Hacia el Espacio”.
 
El lanzador (no el satélite) falló a los 490 segundos del lanzamiento debido a una falla en el cohete ruso, lo que ocasionó que tanto la tercera etapa como el impulsor Briz M y el satélite Centenario se desintegraran en su reingreso a la atmósfera terrestre, lo que no causó afectaciones humanas ni daños materiales.
 
Los pormenores del siniestro se desconocen aún, toda vez que la empresa responsable “International Launch Services” creó una comisión investigadora para determinar las causas del accidente, misma que se encuentra trabajando.
 
En paralelo con la fabricación del Centenario se desarrolló un reemplazo de características idénticas: El satélite Morelos 3, que ya se encuentra listo para operar y será lanzado el 22 de octubre de 2015 por la empresa Lockheed Martin desde Cabo Cañaveral, Florida, EUA.
 
El Morelos 3 tomará su lugar y proporcionará los servicios móviles asignados al Centenario, por lo que, como oportunamente lo anunció la SCT, no habrá pérdida de conectividad ni afectación alguna en el servicio por el accidente de éste último.
 
La industria espacial es de altos beneficios, pero también es de alto riesgo. Los accidentes como el sucedido al cohete Protón que transportaba al satélite Centenario son frecuentes aún y por eso la mayoría de las misiones espaciales están cubiertas con seguros.
 
Considerando estos riesgos, en febrero de 2015, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes contrató un seguro de cobertura amplia con la empresa Marsh Ltd de Londres, Inglaterra, para cubrir íntegramente el costo del satélite Centenario (300 millones de dólares) y su lanzamiento (90 millones de dólares).
 
La prima de 50 millones de dólares (que, como con cualquier otro seguro se paga íntegra independientemente de si se registran accidentes o no) ya fue cubierta y no existe deducible, por lo tanto no hay pérdida patrimonial ni daño económico alguno al estado mexicano, y con la cobertura del seguro se repondrá la pérdida del Centenario.
 
Independientemente de este evento, el Gobierno Federal a través de la SCT seguirá trabajando para brindar beneficios satelitales a la población en materia de conectividad, banda ancha y seguridad nacional, particularmente en su aspecto referente a la protección de la población ante desastres naturales, así como medicina y educación por satélite, entre otros.
 
El satélite Bicentenario, lanzado con éxito en esta administración el 19 de diciembre de 2012 por la empresa Ariane Space desde la Guayana Francesa, se encuentra funcionando a plena capacidad y es operado por ingenieros mexicanos desde el territorio nacional, proveyendo los servicios fijos mencionados.
 
El proyecto del Sistema Satelital Mexicano MEXSAT continúa adelante y con redoblados esfuerzos de la SCT para conectar a México con un mejor futuro a través de usos científicos y tecnológicos de cobertura social, así como el desarrollo de infraestructura espacial a partir de la inclusión de este moderno concepto por vez primera en un Plan Nacional de Desarrollo, el 2013-2018.

 

 

 



Etiquetas: entenario,lanzamiento,satélites,comunicaciones,desarrollo,proyectos

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en