Imágenes satelitales de alta resolución: una revolución nos espera

Carlos Duarte Muñoz

Fecha: 2016-11-01


Las nuevas tecnologías de satélites pequeños están causando una revolución sin precedentes en la percepción remota.  Nuevas empresas tecnológicas están compitiendo para proporcionar imágenes de alta resolución de la tierra a través de constelaciones de satélites pequeños. Esto constituye un cambio radical en la oferta de imágenes de satélite, las cuales hasta ahora se obtenían a partir de misiones de satélites grandes, costosos y que recolectaban imágenes solamente de sitios programados. Con las nuevas tecnologías satelitales la disponibilidad de imágenes de alta resolución de la tierra aumentará considerablemente, los precios disminuirán y esto causará una avalancha en las aplicaciones en temas tan diversos como seguridad, planeación urbana, agricultura, protección del ambiente, monitoreo de flujo de bienes y productos, administración de recursos naturales y muchos otros más que no imaginamos ahora.

 

La razón de lo anterior tiene múltiples causas, entre las que se encuentran las siguientes:

 

Uso de electrónica de consumo en el desarrollo de plataformas satelitales

 

La miniaturización de los componentes y el uso de componentes electrónicos comerciales (COTS, Commercial Off the Shelf) está generando nuevas empresas que fabrican satélites pequeños aprovechando los avances tecnológicos de la electrónica de consumo con una rapidez no vista hasta ahora en los sistemas espaciales.

 

Empleo de constelaciones

 

Las plataformas de observación de la tierra actuales constan de varios satélites que trabajan coordinadamente para generar grandes volúmenes de datos diariamente, con la ventaja adicional de que el sistema en su conjunto es relativamente insensible a la falta de un satélite individual.

 

Múltiples estaciones terrenas

 

La gran cantidad de datos que generan las plataformas satelitales requiere de disponer de muchas estaciones terrenas automatizadas para descargarlos a tierra a alta velocidad. Estas estaciones funcionan de manera coordinada para asegurar que todos los datos son descargados oportunamente.

 

Procesamiento y almacenamiento en la nube

 

Los grandes volúmenes de datos obtenidos por las constelaciones satelitales utilizan servicios comerciales de procesamiento en la nube, por lo que no están limitados por sus instalaciones propietarias. Asimismo, los datos se procesan automáticamente, cada vez con menos intervención humana, para asegurar que estén disponibles oportunamente para diversas aplicaciones. Una ventaja adicional de poner los datos en la nube, es que su distribución se simplifica considerablemente.

 

¿Quiénes son los actores de esta revolución?

 

Entre las empresas que están generando esta revolución de disponibilidad de imágenes satelitales destacan las siguientes: Planet, Tierra Bella, BlackSky y Digital Globe. A continuación, presentamos un resumen de sus logros.

 

Planet

 

Localizada en San Francisco, Planet ofrece imágenes de resolución media (4m GSD) de toda la tierra con una frecuencia de un día.

 

Planet utiliza una constelación de muchos satélites basados ​​en la arquitectura CubeSat que registran continuamente imágenes de la tierra desde su órbita y las transmiten a alta velocidad a unas 15 estaciones terrenas distribuidas por todo el planeta. Planet utiliza un modelo de desarrollo ágil, basado en metodología de la ingeniería de software que permite crear nuevas generaciones de satélites con una rapidez nunca antes vista en la industria espacial. Las imágenes de Planet están disponibles en una plataforma web, de tal manera que cualquiera las puede utilizar casi inmediatamente después de que son capturadas.

Uno de satélites de Planet

 

Terra Bella

 

Localizada en Mountain View, California, Terra Bella es una empresa de Google que ha desarrollado una plataforma de satélites pequeños capaces de capturar imágenes de alta resolución espacial (90 cm) en color y en el infrarrojo cercano. Los satélites pesan menos de 100 kg y son capaces de crear vídeos de alta resolución de la Tierra. A la fecha Terra Bella ha lanzado los primeros siete satélites de la constelación SkySat y está en proceso de desarrollar una segunda generación en la que se incluirá un módulo de propulsión para mejorar la estabilización la órbita y mejorar la resolución de las imágenes. De acuerdo a Terra Bella, una vez que esté en operación completa la constelación de 24 satélites SkySat, el sistema permitirá revisitas de cualquier punto de la Tierra hasta cuatro veces al día.

 

Satélite de Terra Bella

 

Digital Globe

 

Basada en Colorado, Digital Globe es la empresa más grande del mundo en materia de servicios de imágenes por satélite. Fundada en 1992 fue la primera empresa en entrar al mercado de imágenes satelitales y poner en operación su propio satélite de observación de la tierra. Actualmente emplea los satélites IKONOS, Quickbird,  GeoEye1 y  la constelación de 4 satélites WorldView que proporcionan una resolución espacial en pancromático de hasta .31 m.

 

BlackSky

 

BlackSky es una empresa con sede en Seattle, Washington, que cuenta con el apoyo financiero de Vulcan Capital, de Paul Allen, uno de los fundadores de Microsoft. Su intención es poner en operación una constelación de 60 satélites de unos 50 kilogramos de peso, para generar imágenes de un metro de resolución. BlackSky encargó la construcción de sus satélites a Spaceflight Industries quien construyó y lanzó el satélite demostrativo Pathfinder-1 el pasado 26 de septiembre. El satélite está equipado con una carga útil óptica desarrollada por Harris Corporation para proporcionar imágenes con un área de cobertura de  4.4 Km x 6.6 Km, aproximadamente, con una resolución de 1 metro.

BlackSky tiene planeado desplegar su constelación completa en 2019 y su intención es vender sus imágenes en 100 dólares cada una, y con un tiempo de respuesta del orden de una hora. La empresa también planea integrar otros tipos de datos a las imágenes, tales como las proporcionadas por drones, sensores en tierra y otras fuentes de información.


Satélite de BlackSky

 

Estamos ante un nuevo paradigma

 

Hasta ahora, han sido los gobiernos quienes consumen la mayoría de las imágenes proporcionadas por satélites de observación de la tierra para emplearlas en aplicaciones militares, seguridad, prevención de desastres y administración de recursos naturales. Con la gran disponibilidad de imágenes y mejores tiempos de revisita, los usuarios comerciales seguramente aumentarán una vez que descubran que pueden emplear las imágenes en una infinidad de aplicaciones como detección de recursos mineros, agricultura de precisión, detección de patrones de consumo, entre muchas otras. Esto sin duda generará una gran cantidad de empresas dedicadas a explotar los beneficios de la observación de la tierra y nos hará ver a nuestro planeta desde perspectivas no consideradas hasta la fecha. Sumémonos a esta revolución y generemos nuevos servicios basados en el procesamiento de imágenes satelitales para beneficio de todos. El límite está únicamente en nuestra imaginación.

 



Etiquetas: satelites,satelites pequeños,planet,dove,terra bella,digital globe

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en