Puertos espaciales: La sustentabilidad es lo primero

Carlos Duarte Muñoz

Fecha: 2022-02-23


Recientemente ha crecido el interés entre inversionistas privados por explorar el desarrollo de nuevas instalaciones para lanzar satélites. Esto se debe a la creciente demanda de lanzamientos de satélites pequeños de los años recientes. Todos conocemos los proyectos de la empresa Starlink de Elon Musk que está lanzando miles de satélites a órbita baja para dar servicios de comunicaciones de banda ancha a todo el planeta. Este crecimiento en la demanda sugiere que hay que desarrollar más puertos de lanzamiento al espacio, ya que puede ser una oportunidad de negocio y para evitar una escasez en la oferta de servicios de este tipo en los próximos años que pondría en riesgo el desarrollo espacial.

 

Aunque esto puede ser cierto, el lanzamiento de naves espaciales es uno de los negocios de mayor riesgo en el sector espacial y por lo tanto, antes de lanzarse a construir un puerto espacial, quienes promuevan un proyecto de este tipo tienen que ser muy cuidadosos. Una de las cosas que tienen que tener muy claro, es el modelo de negocios del puerto espacial que dé una idea muy precisa de cómo van a lograr su sustentabilidad en el largo plazo, ya que las inversiones de este tipo de proyectos no son triviales y los tiempos de recuperación no son cortos. Es por esto que en el desarrollo de un puerto espacial, como en todo negocio, la sustentabilidad es lo primero. En lo que sigue, discutiremos algunos de los temas que deben considerarse para determinar la sustentabilidad de un proyecto de puerto de lanzamiento espacial.

 

¿Qué es un puerto espacial?

 

Un puerto espacial es una instalación dedicada al lanzamiento de naves espaciales. Estos puertos espaciales se han venido desarrollando desde el inicio de la era espacial en los años 50´s y empezaron con la instalación y operación de bases de lanzamiento de misiles intercontinentales durante la Guerra Fría. Posteriormente, con el inicio de la era espacial, estas bases de lanzamiento de misiles se convirtieron en instalaciones para poner en órbita satélites para diferentes aplicaciones. Estos puertos también sirvieron para enviar misiones tripuladas a órbita baja y a la luna, así como misiones de exploración científica al espacio exterior. 

 

Un puerto espacial requiere de muchas instalaciones entre las que se encuentran una torre de lanzamiento en el caso de lanzamientos verticales, o un aeródromo para lanzamientos horizontales,  instalaciones de almacenamiento y descarga de combustible y oxidante, instalaciones de almacenamiento e integración de lanzadores, así como de sus cargas útiles, instalaciones para el control y rastreo de las naves espaciales. Un puerto espacial deberá estar conectado por aire, tierra y mar para recibir los componentes y subsistemas que se requieren para una misión. También deberá contar con aduanas o puertos de control para examinar y verificar la entrada y salida de materiales. Deberá de contar con instalaciones para atender emergencias derivadas de un posible percance, como un cuerpo de bomberos y servicios médicos, así como una estación meteorológica para el monitoreo del clima y otras condiciones ambientales.

 

Adicionalmente, un puerto espacial puede incluir instalaciones para el entrenamiento del personal, así como habitaciones para hospedar visitantes y darles otros servicios.  Eventualmente, un puerto espacial puede formar parte de un complejo mucho más grande que incluya atracciones turísticas, un conglomerado industrial, y muchas cosas más.

 

¿Qué se requiere para especificar un puerto espacial?

 

Especificar un puerto espacial puede realizarse a través de varios criterios. En primer lugar, es importante definir la vocación de puerto espacial, es decir, el tipo de servicios de lanzamiento que proporcionará, por ejemplo si realizará vuelos suborbitales, a órbita baja o al espacio profundo. Esto definirá el tipo de órbitas se emplearán, el tipo de cargas útiles, así como el tipo y tamaño de los lanzadores que se utilizarán. Estos lanzadores pueden ser  por ejemplo, de despegue vertical, o despegue horizontal.  Todo esto determinará el tamaño de las instalaciones y dará una idea de los requerimientos de su localización, y por lo tanto su costo.

 

 

Centro Espacial de la Agencia Espacial Europea en Kourou, Guyana Francesa.

 

Una vez que se determina la vocación del puerto de lanzamiento, es importante definir el modelo de negocios. Tenemos que determinar qué servicios prestará y de dónde provendrán sus ingresos. Con este menú de servicios se definirán entre otras cosas: a) Quiénes son los clientes potenciales, b) A qué segmento del sector espacial dará servicios. c) Cuánto se cobrará por los servicios. d) Cuántos servicios se planean dar al año. Una vez que se definan los ingresos potenciales, se deberá estimar el costo del proyecto, determinar las fuentes de financiamiento y establecer un modelo de recuperación de la inversión. 

 

Selección del sitio

 

Una vez definida la vocación del puerto espacial y su modelo de negocios, se podrá pasar a seleccionar el sitio en donde operará. Esta selección es crítica para garantizar su éxito. Hay muchos criterios para seleccionar, y entre los criterios más importantes para seleccionar un sitio de lanzamiento está el de la seguridad. El sitio de lanzamiento deberá estar lo suficientemente alejado de centros urbanos para no ponerlos en riesgo durante un lanzamiento en caso de un percance. También el sitio deberá estar conectado por vía terrestre, preferentemente por ferrocarril y carretera para recibir los componentes y subsistemas de cada misión. Asimismo es importante que esté conectado por mar a través de un puerto, en el caso de que requiera de componentes muy voluminosos y pesados, así como también por aire para recibir insumos y personal de manera expedita de diversas partes del mundo..El sitio deberá contar con la infraestructura mínima urbana con una adecuada red eléctrica y de comunicaciones. Un criterio muy importante a considerar desde el principio es la tenencia de la tierra. Se tendrá que tener la certeza de que el sitio seleccionado está libre de problemas de propiedad o gravámenes que pudieran retrasar su adquisición o crear problemas en el futuro.

 

 

Cosmódromo de ROSCOSMOS, Baikonour, Kazajistán.

 

Aspectos regulatorios

 

El desarrollo de un aeropuerto debe cumplir con muchos aspectos regulatorios por lo que, una vez seleccionado el sitio hay que poner especial atención en este rubro. En primer lugar deberá cumplir con la autoridad de aviación civil para garantizar una mínima interferencia con los vuelos en la tierra. También deberá cumplir con regulaciones de seguridad, especialmente en el manejo de sustancias tóxicas y peligrosas, así como regulaciones ambientales y de otro tipo. Un ejemplo de esto último puede ser las regulaciones relacionadas con la iluminación del cielo que pueden interferir con las observaciones astronómicas en el caso de que se realicen lanzamientos durante la noche. La atención a los aspectos regulatorios es algo prioritario en el desarrollo de un puerto espacial. Esto se debe a que en muchos casos los tiempos para realizar los trámites pueden ser muy largos y complicados y hay que cabildearlos con las autoridades competentes. Aquí es importante contar con expertos que conozcan del tema y tengan la capacidad de negociar con las autoridades, ya que en muchos casos las leyes y regulaciones no son muy claras y pueden estar sujetas a interpretación. Por lo tanto, los aspectos regulatorios se deben atender desde el principio y a lo largo de todo el proyecto.

 

Relación con los vecinos

 

Es muy importante que desde el principio, el desarrollo de un puerto espacial esté en comunicación constante con los vecinos del predio en el que se va asentar, ya que al ser un tema nuevo, su instalación y operación puede causar dudas e incertidumbres que pueden detener su desarrollo o en el mejor de los casos retrasarlo. Los vecinos pueden exagerar los riesgos que traerá la instalación de un puerto espacial sobre la vida humana, la propiedad y la factibilidad de los negocios que se desarrollen a su alrededor. Por lo tanto, el desarrollo de un puerto espacial requiere de contar con una estrategia de comunicación muy bien pensada para dar a conocer a los vecinos y a otros involucrados la magnitud, consecuencias y riesgos del proyecto. Se tienen que resolver todas las dudas que se presenten a fin de que la falta de información no cause miedos y eventualmente fricciones entre los vecinos y los organizadores del proyecto que pongan en riesgo su viabilidad.

 

La sustentabilidad es lo primero

 

Hemos visto algunas de las consideraciones que se deben tener para desarrollar un puerto espacial. En primer lugar, es necesario definir con la mayor claridad posible su vocación, ya que de ahí se derivan los otros aspectos como su tamaño, el tipo de instalaciones que requerirá, el monto de la inversión necesaria para construirlo y operarlo, y la selección del sitio,. Sin embargo, la consideración más importante que debe tener quien esté al frente de un proyecto de este tipo es garantizar su sustentabilidad en el largo plazo, a fin de que el proyecto funcione y se mantenga. Es por esto que se debe poner un gran énfasis en contar con un modelo de negocios realista que muestre que el proyecto es sustentable. De otra manera estaremos apostando a perder dinero y tener un elefante blanco.

 

 


Imagen: ISRO.
 



Etiquetas: Puerto,Puerto espacial,Lanzamiento,Sustentabilidad,regulación,

Revista Hacia El Espacio de divulgación de la ciencia y tecnología espacial de la Agencia Espacial Mexicana.




Contacto


Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Mantente informado. Suscríbete.


Síguenos en